Claves de una limpieza y desinfección eficaz frente al COVID-19

Claves de una limpieza y desinfección eficaz frente al COVID-19

Una de las cosas que nos ha recordado la pandemia ha sido el grado de esencialidad del sector de la higiene y la limpieza. Frente al Coronavirus, los espacios que habitamos han tenido que adaptarse y multiplicar la exigencia y periodicidad en los protocolos de desinfección. Protocolo que, además, han sido creados y diseñados especialmente para la protección contra el virus, y ante los que todos hemos tenido que aprender y renovar nuestra forma de mantener a punto cada instalación para asegurar la prevención de nuevos brotes y el descenso de los contagios.

Los profesionales de este sector hemos tenido que revalidar, ampliar y adaptar nuestros conocimientos, así como hemos visto afectado el propio desarrollo de nuestra actividad profesional, siendo conscientes y asumiendo nuestro lugar ante el freno a la enfermedad, que depende en gran medida de estas nuevas normas de higiene y limpieza que desempeñamos con la mayor exigencia en espacios públicos y privados.

Para el correcto desarrollo experto de estas nuevas medidas, en primer lugar hemos de conocer cómo actúa el coronavirus para transmitirse en los espacios que utilizamos.

¿Cómo se comporta el virus en las zonas de contagio?

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, la forma más clara y directa de propagación del virus es mediante el contacto cercano entre personas. Este contagio tiene lugar a través de las pequeñas gotas y aerosoles que se expulsan cuando alguien habla, tose, estornuda o respira, de forma que esas gotas son inhaladas por otra persona debido a ese contacto directo.

Sin embargo, el contagio también puede darse cuando esas partículas se quedan en el aire, aunque no haya habido un contacto específicamente estrecho con la persona infectada. Este tipo de infección se denomina transmisión por aire y es muy común en caso de infecciones respiratorias, como es el caso del COVID-19.

En cuanto a las superficies, es posible que las gotitas que transmiten el virus se depositen sobre superficies y objetos y que una persona se contagie tras tocarlas y luego tocarse la nariz y la boca. No obstante, ésta se considera una forma poco común de transmisión del Coronavirus, aunque no deja de ser una fuente de contagio, y hay que tenerla muy presente. Por tanto, ¿cuál es la mejor forma de mantener nuestras casas y otros espacios libres de virus?

Medidas higiénicas ante el COVID-19

La capacidad de supervivencia y alta transmisibilidad de este virus obliga a extremar las labores de limpieza y desinfección, teniendo especialmente en cuenta aquellos elementos del entorno más expuestos al contacto directo, como pueden ser espacios de reuniones, picaportes, baños o gimnasios.

Para garantizar la correcta desinfección de todas las instalaciones, el Ministerio de Sanidad ha redactado un documento técnico donde se expone el protocolo de higiene más indicado, y cuyas claves te contamos a continuación.

Protocolos de desinfección en casas y domicilios

En primer lugar, es fundamental que las habitaciones de la casa estén bien ventiladas. En segundo lugar, habrá que realizar una limpieza diaria que incluya agua y jabón para las superficies de contacto frecuente, y progresivamente desde las zonas donde se acumule menos suciedad hasta aquellas más propicias, así como desde los espacios más altos a los más bajos.

En nuestra casa, las habitaciones en las que tendremos que prestar mucha atención serán cocinas y baños. No debemos olvidar que la citada limpieza debe ser previa a la desinfección de cualquier zona para que esta última sea efectiva. Para la desinfección de cualquier superficie se recomienda usar lejía (utilizando 20 ml por cada 980 ml de agua), así como desinfectantes virucidas (actuando siempre conforme a las instrucciones explicitadas en la etiqueta).

No se recomienda mezclar productos entre sí, lo cual puede resultar perjudicial para la salud. Tras la limpieza deben lavarse los materiales usados así como mantener siempre una higiene constante de nuestras manos.

Medidas higiénicas en oficinas y locales comerciales

En estos espacios, el personal de limpieza utilizará siempre guantes de un solo uso y se asegurará de que haya una buena ventilación de los espacios. Se realizará una limpieza exhaustiva prestando mayor atención a zonas de alto flujo de personas como recepciones.

Es recomendable utilizar desinfectantes en barandillas, pomos, pulsadores, telefonillos y todos los elementos que se toquen con frecuencia. Esta desinfección será ideal además realizarla en varios momentos del día en función del tránsito del espacio.

Las desinfecciones profesionales con alta periodicidad se vuelven necesarias en este tipo de espacios debido a la presencia de personas de distintos núcleos de convivencia y su alto tránsito. Gracias a la formación específica y a los equipos de atomización y nebulización que permiten llegar a todas las superficies, siendo inocuos para el funcionamiento de cualquier tipo de instalación o dispositivo, se consiguen unos niveles de higiene óptimos para locales, comunidades, oficinas, colegios y demás lugares comunes.

Limpieza de objetos

Ante los objetos, el Ministerio recomienda limpiar móviles, teclados, ratón, gafas y todos los objetos de uso personal con los productos indicados para ello con cada fabricante y, cuando el material lo permita, con una paño limpio con solución hidroalcohólica, mezclada de forma que haya 70 ml de alcohol por cada 30 ml de agua.

Todas estas medidas se culminan teniendo presente el lavado de manos como una medida prioritaria tantas veces como sea necesario.

La desinfección de los profesionales: la última clave

Por último, el mantenimiento de unas estrictas medidas de limpieza y desinfección con el propio material, ropa de trabajo y utensilios de los profesionales se ha vuelto imprescindible. Separa materiales para limpieza y desinfección así como la utilización de equipos de un solo uso se han introducido en las rutinas del personal de limpieza de nuestros establecimientos.

En Grupo Decurión mantenemos un estricto control y cuidado de que todas estas medidas de prevención se cumplan para mantener el mejor servicio garantía de desinfección e higiene completas con nuestros clientes, así como velar por la salud tanto de clientes como de profesionales. No dejamos por ello de mantener el trato tanto profesional como cercano que nos caracteriza y gracias al cual, en tiempos de pandemia, podemos seguir ofreciendo un servicio particularizado y adaptado a todas las nuevas necesidades y condiciones que esta situación nos exige.Nos comprometemos así con todos nuestros clientes a colaborar juntos para que la vuelta a nuestras actividades sea tan viable como segura, construyendo las posibilidades de futuro que necesitamos. Si tienes necesidad de un equipo de profesionales especializados y cercanos que establezcan el plan de limpieza adaptado al Coronavirus que tu empresa o espacio particular necesita, no dudes en contactar con nosotros. Nos hemos adaptado para poder estar a tu lado.